¿La carga rápida daña la batería de tu dispositivo?

¿La carga rápida daña la batería de tu dispositivo?

La carga rápida se está convirtiendo en una característica estándar de los teléfonos inteligentes, los autos eléctricos, las laptops y otros aparatos. Es conveniente, ya que te permite cargar tu dispositivo o coche en menos tiempo del que tendrías que esperar convencionalmente.

Pero por mucho que la carga rápida sea impresionante, ¿tiene algún efecto negativo en la duración de la batería? ¿Y los cargadores rápidos son malos para tu teléfono?

¿Qué es la carga rápida?
La carga rápida es una función que te permite cargar tu dispositivo en sólo una fracción del tiempo que normalmente tardaría. El hecho de que tu teléfono u otro dispositivo soporte la carga rápida se reduce al circuito de carga incluido.

Teniendo en cuenta que cada vez pasamos más tiempo con nuestros dispositivos y que cada vez es más difícil que una sola carga dure todo el día, la carga rápida es más esencial que nunca.

¿Qué se considera carga rápida?
La carga rápida se ha convertido en un término de marketing eficaz para diferentes productos electrónicos. Ocurre con extrema frecuencia en las publicidades de smartphones.

Estos materiales pueden ser engañosos a veces, haciéndote creer que tu dispositivo es compatible con la carga rápida, para luego darse cuenta de que no lo es. Entonces, ¿cuántos vatios se consideran de carga rápida?

Los fabricantes de smartphones suelen calificar de carga rápida todo lo que supera los 10 vatios. Sin embargo, no hay un estándar en la industria sobre lo que se considera velocidad de carga rápida. Cuanto más alto sea el número, más rápida será la velocidad de carga.

¿La carga rápida puede dañar la batería?
Esta pregunta suele surgir debido al calor asociado con el bombardeo al dispositivo con altas cantidades de energía. Y como ya sabrás, el calor es perjudicial para la batería, sobre todo para las de iones de litio, que son las que utilizan la mayoría de los smartphones hoy en día. Por eso, los sistemas de carga rápida se esfuerzan por reducir el calor al máximo mientras aumentan la potencia.

Pero, ¿la carga rápida daña la batería de tu dispositivo?
En realidad, no. Esto se debe a cómo funciona la carga rápida. Las baterías de carga rápida tienen dos fases de carga. La primera fase es en la que toman toda la energía posible. La primera fase suele producirse cuando la capacidad de la batería es baja o está vacía: cuando tu teléfono tiene menos de 20%.

Esto explica por qué en los materiales de marketing de los teléfonos inteligentes, verás que las empresas se jactan de que su cargador rápido tarda una cantidad específica de tiempo en cargar la batería desde cero hasta cierta capacidad.

Pero una vez que la capacidad de la batería alcanza ese nivel citado, las velocidades de carga se reducen para evitar el estrés y el calor que pueden dañar la longevidad de la batería. Seguramente habrás notado que tu teléfono se carga más rápido hasta un determinado porcentaje, pero que tarda más en llenar la batería; este es el motivo.

También hay que tener en cuenta que el teléfono puede desactivar automáticamente la carga rápida si la temperatura del dispositivo supera un determinado nivel.

¿Cómo mitigan las compañías el impacto de la carga rápida?
Las compañías de teléfonos también han ideado otras formas de reducir el impacto de la fase de carga rápida en la batería utilizando un diseño de doble batería. De este modo, las dos baterías comparten la elevada carga de entrada durante la fase de carga rápida, evitando así los daños.

Otra medida preventiva son los diferentes sistemas de software de gestión de la batería. Los teléfonos inteligentes tienen un sistema de gestión específico para supervisar la carga, evitando que la batería se dañe por una carga de entrada elevada. La carga optimizada de la batería de Apple es un excelente ejemplo de ello.

Esencialmente, la eficacia del software de gestión de la batería de tu teléfono dicta si la carga rápida daña tu batería o no.

Pero eso es sólo un factor. La longevidad de una batería varía en función de diferentes factores. Los documentos de soporte de Apple, por ejemplo, dicen lo siguiente para sus teléfonos: «Una batería normal está diseñada para conservar hasta el 80% de su capacidad original con 500 ciclos de carga completos cuando funciona en condiciones normales».

¿Debes preocuparte por los efectos de la carga rápida en tu batería?
No mucho. Como se ha señalado anteriormente, el sistema de gestión de la carga cuida de la batería para evitar que se dañe. Está claro que existe la posibilidad de que la vida de la batería se vea afectada, pero no es en un grado sustancial que justifique una preocupación seria. Así que no deberías preocuparte demasiado.