Villa Urquiza, un barrio con un color especial

Villa Urquiza, un barrio con un color especial

Marcado por las vías del tren y la Avenida Godoy, este barrio rosarino mantiene su esencia de espacio de encuentros y lugar de tranquilidad. Con grandes historias y relatos, es un sitio que le da un color especial a la ciudad.

 Al igual que en las provincias de Córdoba y Buenos Aires, existe una Villa Urquiza en nuestra provincia, solo que es parte de Rosario, y representa una parte importante de la vida local. Sin tantos registros escritos, hace faltar acudir al recuerdo de los vecinos, quienes pueden dar certezas de qué les significó el barrio.

Sus orígenes, inevitablemente, están vinculados con los ferrocarriles. La ex Avenida Godoy (hoy Presidente Perón) era un punto clave en el transporte. Muchas fueron las familias que eligieron ese barrio por su tranquilidad, comodidad y por su cercanía al vehículo por excelencia de la época. Si bien era una zona de trabajadores, y hubo gran variedad de rubros laborales, uno de los más habituales era el de paqueteros.

Paso del tren

 Por otra parte, esa zona del Bajo Hondo se caracterizó por haber sufrido inundaciones en épocas de lluvias torrenciales. Godoy era la calle que más rebalsaba e impresionaba en el barrio. Si bien puede parecer como algo negativo, era la alegría de muchos de los vecinos, sobre todo los más jóvenes. Estos aprovechaban el agua para jugar y divertirse, como si se tratará de un parque de diversiones acuático.

  Lo más experimentados podrán dar fe de que cada tormenta era alarma de inundación, sobretodo allá por las décadas del 60 y 70. Diferentes testimonios cuentan de las peores, destacando la que pasó en el año `77, como la que más despertó la atención por cómo sobrepaso las calles.

Inundaciones Año 1977

 

 Hablando de entretenimiento, para los más chicos los terrenos baldíos siempre fueron sinónimos de tardes llenas de actividades. Torneos de fútbol, competencias deportivas, juegos entre los vecinos. El aspecto social de Villa Urquiza estaba latente en los amplios espacios verdes, como el Parque Ricardo Balbín  y la Plaza Berti. Tampoco se limitaban a buscar parques, ya que las propias calles eran una oportunidad para patear una pelota o inventar un juego nuevo. A su vez, para las familias el barrio representaba encuentros entre vecinos, tanto en estos terrenos, como en las veredas cuando salían a tomar mate a la calle.

 En dialogo con Mateo Blanco, estudiante de arquitectura e historiador del barrio, él nos comentaba que un distintivo de la zona es que la gente camina por las calles, como si se tratase de una costumbre icónica. En esta línea, no se debe a que las veredas estén rotas, sino que quedó la tradición de transitar por ahí, gracias a la propia tranquilidad barrial con la que los vecinos se encuentran muy marcados.

 Si mencionamos historias vinculadas con lo paranormal, Mateo cuenta que el barrio es experto en estas y que el Cementerio La Piedad ha dado lugar. Por una parte, podemos mencionar el mito de “La llorona”, que hace referencia a una mujer a la que se la escucha triste, pero que pocos han podido encontrar para calmarla, dejando el sonido de su llanto por todas las casas. Otro relato famoso es el del sátiro del cementerio, que se decía que vivía en los túneles del cementerio y visitaba los techos de las casas, y aprovechaba sus dos metros de altura para ir saltando por cada una. Por último, está el relato del yegüero, quien ha atemorizado a chicos con sus historias, a la par que se utilizaba como amenaza.

Cementerio La Piedad desde el aire

 

Con respecto a los oriundos del barrio que han trascendido por su fama, podemos mencionar al ex jugador de Newells, Racing y la Selección Argentina, Raúl “La Bruja” Belén, y al boxeador Miguel Agüero. En otro ámbito, el padre Jorge Berti fue el cura de la icónica iglesia de la Rocca, quien ayudó al crecimiento del barrio, y su trabajo ha sido reconocido por toda la ciudad.

Como cierre, Mateo resaltaba la identidad barrial que hace elegir esta zona, y cómo mantiene su esencia a pesar de los años. A su vez, él resaltó que hay una urbanización continua, que hace que haya cada vez más casas de dos pisos, menos terrenos baldíos, pero manteniendo su icónica tranquilidad. Así, Villa Urquiza se destaca por su constante crecimiento y evolución, siendo un barrio hecho 100% por los vecinos.

Todos los jueves 9.15, podés escuchar "Avenida Godoy" en la 91.3; donde Mateo explora los diferentes rincones de Villa Urquiza.