Alarmas comunitarias: casi 800 familias ya cuentan con esta herramienta de prevención

Alarmas comunitarias: casi 800 familias ya cuentan con esta herramienta de prevención

Vecinas y vecinos cuentan con pulsadores que permiten activar el dispositivo de seguridad. Este jueves y viernes se continuará la distribución a habitantes de los barrios Azcuénaga y Luis Agote.

Alrededor de 800 familias rosarinas ya cuentan en sus barrios con el sistema de alarmas comunitarias municipales (SACM). La iniciativa que lleva adelante la Municipalidad de Rosario a través de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana continúa en marcha y este jueves 15 y viernes 16 tendrá un nuevo capítulo con la entrega de pulsadores a habitantes de los barrios Azcuénaga y Luis Agote. Los mismos permitirán activar esta herramienta complementaria para la prevención y disuasión de hechos vinculados a la seguridad.

Este jueves 15 de agosto en el Centro Municipal de Distrito Noroeste Olga y Leticia Cossettini se realizará la entrega de pulsadores a vecinos y vecinas inscriptos de barrio Azcuénaga. Y el viernes 16 se hará lo propio en el CMD Centro Antonio Berni a inscriptos del barrio Luis Agote.

La iniciativa, instrumentada a través del Presupuesto Participativo, alcanza a casi 800 familias en la ciudad, y permite que unos 3.200 rosarinos y rosarinas dispongan de una forma de prevención y promoción de condiciones de mayor seguridad en sus entornos.

Actualmente, el sistema tiene en barrio Luis Agote 127 paneles instalados y 352 pulsadores entregados, en barrio Unión 23 paneles colocados y 150 pulsadores distribuidos, y en barrio Azcuénaga 105 paneles puestos y activos a través de 276 pulsadores en manos de los habitantes inscriptos. “La Secretaría de Control ha avanzado con firmeza en la instrumentación de alarmas comunitarias que a esta altura cuentan con 255 paneles en distintos puntos de Rosario”, destacó el secretario del área, Guillermo Turrin.

Las alarmas comunitarias conforman un sistema solidario, colaborativo y gratuito basado en la participación de los vecinos, con el objetivo de brindar una herramienta complementaria de prevención y dispersión de situaciones que pongan en riesgo o alteren de alguna manera la vida de los habitantes, tanto en viviendas particulares como en la vía pública.

“Vemos con enorme satisfacción el avance logrado en esta materia que nos permite confirmar que la mejor forma de aumentar nuestra calidad de vida es a través de la intervención del Estado junto al compromiso y unión de los ciudadanos organizados”, destacó el funcionario.

Paseo Cafferata

En mayo pasado se entregaron 90 pulsadores inalámbricos a comerciantes del Paseo Comercial Cafferata que permitieron activar el sistema en una zona de gran movimiento, comprendida por las calles Salta, avenida Bordabehere, Lima, Santa Fe y Vera Mujica.

“Consideramos que es un paso importantísimo el poder concretar el proyecto de alarmas comunitarias municipal en esta zona de la ciudad, alcanzando a un centenar de negocios, pero sobre todo, respondiendo a las necesidades e inquietudes de vecinas y vecinos que hoy encuentran en esta herramienta una forma de prevenir ciertos peligros a través del fortalecimiento de los lazos de convivencia”, señaló Turrin.

Funcionamiento y alcance

El sistema posee paneles de alarmas que reciben señales originadas por pulsadores inalámbricos que se encuentren dentro de la zona de cobertura. Su activación enciende un reflector led y/o una sirena. El usuario puede activar sólo el reflector led que en su caso enciende una luz de alta potencia lumínica y bajo consumo eléctrico que permite puntualizar el panel activado, a los fines de generar otra acción disuasoria o de aviso visual. También podrá activar la sirena que genera una señal sonora audible, alertando de manera inmediata a vecinos circundantes.

Para que el sistema funcione adecuadamente, los vecinos deben estar comprometidos y comunicados entre ellos. En este sentido, Turrin advirtió: “Antes de que se concrete la fase técnica del proyecto, desde la Secretaría ponemos en marcha un trabajo de acercamiento a los interesados, para brindarles información acerca del dispositivo y cómo debe ser utilizado y sobre todo para promover entre ellos un vínculo solidario, base fundamental para que las alarmas comunitarias sean eficientes”.

Es por eso que se recomienda acordar un procedimiento o protocolo a seguir ante eventuales activaciones de las alarmas. Ejemplo: listado con información de interés dentro la zona de cobertura como teléfonos, números de pulsadores inalámbricos, grupos de WhatsApp. Si se activa por error se sugiere la inmediata desactivación y el aviso mediante una red de contactos.