Sex Education y la visualización de problemáticas en el mundo de los jóvenes

Sex Education y la visualización de problemáticas en el mundo de los jóvenes

Con temáticas que van desde las enfermedades de transmisión sexual, el aborto, las relaciones LGBT, la iniciación sexual, la pornografía y el sexting; Sex Education estrenó su segunda temporada y narra nuevos capítulos de cómo se toca lo sexual entre los adolescentes.

 La popular serie de Netflix  toma lugar en un pequeño pueblo de Inglaterra, narrando las aventuras de los jóvenes que asisten a Moordale High School. Ahí es donde se pone evidencia una temática habitual entre los adolescentes, y cómo afecta de diversas formas. Si bien se pueden notar ciertas diferencias entre su cultura y la de Argentina, hay grandes temas en común que despiertan la atención.

 Otis (Asa Butterfield) es el hijo de una terapeuta especialista en el ámbito sexual, con más conocimientos en lo teórico, que en la práctica. En la primer temporada se encarga de ser el consejero sexual de sus compañeros, gracias al conocimiento que adquirió de vivir con su madre. Junto a Meave (Emma Mackey), abren un espacio para consultas y donde se podrá ver la mayor diversidad de problemáticas relacionadas con lo sexual, que acontece en la escuela.

 Así, durante el transcurso de esta parte de la serie se podrá ver cómo ante la falta de iniciativa por parte de los planes de estudio, son los propios compañeros los que se aconsejan entre sí, aunque haya intereses económicos de por medio. Si bien pueden mencionarse momentos donde se presta atención a cómo cuidarse, son muchas las veces que se ven las dudas de los jóvenes, y su miedo por compartirlas.

 En el caso de Meave, se muestra una síntesis del esfuerzo que significa ser alumno regular en el sistema educativo. Ella tiene que afrontar múltiples situaciones, por causa de una madre ausente, y encuentra en Otis la posibilidad de ingresos, aunque con el correr de los capítulos descubrirá mucho más de él. Así, es la protagonista que más crece y se refleja en emociones.

 No podemos dejar de mencionar al carismático Eric (Ncuti Gatwa), mejor amigo de Otis y que es abiertamente homosexual. En este personaje podemos ver la representación de lo difícil que puede ser lograr la aceptación de su familia. Además, en él se visilizarán problemas vinculados con el acoso, las burlas y los maltratos que pueden ostentar entre los compañeros.

Segunda temporada

 Ya en 2020, la serie agregará un componente muy importante. Las clases de educación sexual serán propiciadas por el colegio, para dejar de ser materia pendiente. Con la Dra. Jean Milburn (Gilian Anderson) con oficina propia, los estudiantes acudirán a ella para contar sus experiencias, en lugar de preguntarle a Otis. Y es que la misma madre del protagonista mostrará todo lo que sabe, mientras van pasando diferentes casos que personifican los malestares que muchos jóvenes han padecido.

 En esta línea, es que este cambio puede asociarse más a lo propuesto por la Ley 26.150 de Educación Sexual Integral en Argentina, en lo teórico. El discurso de “la sexualidad dictada por especialistas” se hace presente cada vez que Jean muestra que sabe más que un padre que aconseja desde el afuera, o cuando un docente quiere ayudar sin estar informado sobre el tema.

 Al poner en dialogo los asuntos sexuales con diferentes aristas, no sólo se habló de cómo usar correctamente un preservativo, sino que se han incluido la construcción de ciudadanía, las posibilidades de orgasmos, sin estigmatizar a los que acuden por ayuda.

 Una de las grandes reflexiones de la serie se da cuando el elenco femenino se une en la sala de castigos. Al hablar sobre los diferentes acosos que han recibido por parte de hombres, se dan cuenta de cómo han sido abusadas, y cómo lo han minimizado. En ese momento se dan cuenta de que no pueden callarlo, y que deben unirse para contarlo y evitar que sigan pasando ese tipo de eventos.

 Si bien se debe trasladar al contexto nacional todo lo que se transmite en la serie, Sex Education es una búsqueda en problematizar el universo de los jóvenes, y de la sociedad en sí, profundizándolo. Así, al correr de los alumnos, podemos ver los diferentes tabús, los estigmas, la sororidad y el feminismo. También hay un capitulo en particular donde se habla del aborto, pero lo hacen desde las posibilidades del propio país británico.

 Al igual que pasa en Argentina, los padres se levantaron en oposición a la educación sexual, similar al famoso “Con mis hijos no te metas”. Lejos de ayudarlos con la inseguridad que pueden tener los jóvenes con su cuerpo y sus decisiones, en la serie los adultos se han manifestado en contra, sin mostrar una solución.

 Como cierre, tenemos que resaltar una parte que une a la ESI con esta ficción, ya que ambas ponen el foco en mostrar el respeto por la diversidad sexual, en derribar mitos, en el cuidado con las redes sociales, en incentivar a que no se queden callados, en ayudar a despejar dudas que puedan surgir.

 En otras palabras, Sex Eduction no es Educación Sexual Integral, pero puede acercar a nuestra vida cotidiana problemas que viven los adolescentes a diario, y visibilizarlos para permitir una mayor comprensión y colaboración.